Autora: Regla Ismaray Cabreja Piedra

Disfrutar de una escapadita de fin de semana no tiene precio. A veces planificamos tanto ese momento que terminamos postergando el placer de involucrarnos en una aventura, aunque sólo se trate de dos días. El trabajo, la familia, y otro gran número de compromisos y pendientes nos hace finalmente cancelar los planes, pero no tienes por qué hacerlo.

Al final siempre van a existir razones para la procrastinación, piénsatelo bien, la solución está en tus manos. Haz tu viaje y llévate contigo a tu familia. Al regreso tendrás todo el tiempo del mundo para poner en orden tus agendas laborales y esta vez con más energía que nunca.

Es posible que te hayas preguntado si tu coche está a la altura de la aventura que quieres emprender, para eso te presentamos las diferencias que existen entre tres tipos de vehículos que pueden ser ideales para encaminar tu ruta. Se trata de las caravanas, autocaravanas, y furgonetas camper.  

Caravana

Se trata de un vehículo que, para poder moverse, necesita ser remolcado por otro ya que carece de motor y de elementos para que se pueda conducir. Suelen ser más baratas.

Su falta de autonomía no requiere necesariamente que dependa de un vehículo tractor para el remolque, ya que puedes utilizar tu coche u otro tipo de vehículo (siempre que se adecue a las necesidades del remolque, para saberlo, debes consultar los aspectos técnicos antes de comprar o alquilar la caravana). Si necesitas conocer la zona también puedes hacerlo, usando el vehículo de remolque.

Dentro de los elementos de peso que pueden ser tenidos en cuenta antes de asumir la compra o alquiler de una caravana, se encuentran los asociados a algunas de sus limitaciones.

  • La conducción puede resultarte más compleja, sobre todo durante las maniobras.
  • Para el estacionamiento, requiere de áreas permitidas específicas y en muchos casos, casi es imprescindible ir a un camping.
  • Los engaches, desenganches y nivelados puede llevar un tiempo para hacerse.
  • Los límites de velocidad son inferiores en relación con las autocaravanas y furgonetas camper: autopistas y autovías: 90 km/h; carreteras convencionales: 80 km/h; centros urbanos: 50 km/h.

Para remolcarla es precisa cierta experiencia en la conducción, y agilidad para hacer las conexiones eléctricas, añadir elementos de seguridad adicionales, tales como los retrovisores adaptados entre otros.

Autocaravana

Se diferencia de la caravana por la presencia de motor, lo que le otorga autonomía para poder andar, esto se traduce en mucha más facilidad en la conducción y es más flexible también el estacionamiento ya que no tiene que ser necesariamente en un camping, puede aparcarse en todas las áreas admitidas para vehículos de turismo.

La conducción tanto en carretera como en rutas urbanas es más sencilla. También es más fácil hacer maniobras con este tipo de vehículo, cuyos límites de velocidad (si su MMA es menor de 3.500 Kg) son los mismos que los coches de turismo.

Permite ser remolcada por otro tipo de vehículo en caso de que necesites extender su capacidad por exceso de cargas.

Suelen tener un precio más elevado que el de las caravanas. Su tamaño hace que sea incompatible con el tránsito por sitios estrechos y de altura limitada. Cualquier tipo de avería que se pueda presentar te puede imposibilitar la circulación del vehículo. Debes revisar cada elemento con detalle para evitar accidentes.

Furgonetas camper

Son furgonetas cuya parte trasera, aunque es más reducida que las caravanas y autocaravanas, ha sido habilitada para poder vivir en ella. La adaptación de cocina o baño es más complicada en este tipo de vehículo. El nivel de comodidad también depende del modelo y el nivel de preparación de la furgoneta. Las posibilidades de estacionamiento suelen variar en dependencia de su tamaño y además, pueden acceder a zonas y aparcamientos a los que no tienen acceso autocaravanas y caravanas.

En cuestiones de precios, suelen ser más baratas, así también más cómodas de conducir y estacionar.

¿Ya decidiste cuál de estos vehículos es ideal para tu escapada de fin de semana?