El marcado CE es una herramienta posicionada por la Unión Europea para garantizar la correcta circulación de productos de los países miembros entre sus territorios, logrando así asegurar que se cumpla con la legislación vigente.

Cuando un producto esté cubierto por varias Directivas que dispongan la colocación del marcado «CE», éste señalará que el producto cumple las disposiciones aplicables de todas esas Directivas de aplicación al mismo.

Sin embargo, en caso de que una o varias autoricen al fabricante a elegir, durante un periodo transitorio, aplicarlas o no (en cuyo caso deberán cumplir la legislación nacional que esté vigente), el marcado «CE» se referirá únicamente a la conformidad con las disposiciones de aquellas Directivas que se hayan aplicado, y deberán indicarse en los documentos establecidos por los procedimientos de evaluación de la conformidad únicamente las referencias de tales Directivas. El marcado de conformidad está compuesto de las iniciales «CE».

  • Deben conservarse las proporciones, siendo la dimensión vertical mínima de 5 mm.

  • Debe colocarse sobre el producto o su placa descriptiva. Cuando no sea posible, deberá fijarse al embalaje si lo hubiera y en los documentos que lo acompañan, si la Directiva lo exige.

  • Se colocará de forma visible, legible e indeleble.

  • Debe ir seguida del número/s de identificación del Organismo/s Notificado/s involucrado/s en su caso.

  • Es el único marcado que indica que el producto cumple las Directivas de aplicación.

  • Debe colocarse al final de la fase de control de producción.

Marcado CE